viernes, 18 de noviembre de 2011

aplicaciones y usos

 El óxido mercúrico (amarillo o rojo) se emplea en las celdas de mercurio, pinturas antisuciedad y como catalizador
 El uso de la pila de mercurio está muy extendido en medicina y en industrias electrónicas (aparatos para la sordera-audífonos-, en las calculadoras de bolsillo, en relojes de pulsera, en cámaras fotográficas electrónicas).

   Sin embargo, su uso se está discontinuando poco a poco (a raíz de la elevada toxicidad del mercurio) y en su lugar se emplean pilas de Zn-aire.
            Son las pilas más tóxicas; contienen un 30% (aproximadamente) de mercurio. Deben manipularse con precaución en los hogares, dado que su ingestión accidental (lo que es factible por su forma y tamaño) puede resultar letal.
            Es una pila de mayor costo que la celda seca. Contenida en un cilindro de acero inoxidable, la batería de mercurio consta de un ánodo de cinc (amalgamado con mercurio) en contacto con un electrolito fuertemente alcalino, que contiene óxido de cinc y óxido de mercurio (II).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada